BREVE RESEÑA PROTOHISTORICA, PREHISTORICA E HISTORICA DE LA ANTIGUA Y ACTUAL PARROQUIA JULCUY

CAPITULO I
EN EPOCA DE CONQUIATA ESPAÑOLA

SIGLO XVI.-Desde los tiempos PROTOHISTÓRICOS, ya existió en el valle de JULCUY una pequeña Comarca o parcialidades de indígenas con el nombre de PICALAUSEME: formado por la montaña y el valle que comprende la parroquia Julcuy, con 15 tributarios, 4 reservados, 3 casados y 5 niñas.

La industria del algodón y lana, de renombre en los pueblos de la PROVINCIA DE MANABÍ, comenzó a extinguirse a principio de este siglo, a causa del comercio abierto con España, y en el paso obligado de los buques por CALANGA (Salango), que vendían telas a bajo precio, mediante la libertad para el contrabando; dejaron las telas y se dedicaron al trabajo de SOMBRERO DE PAJA TOQUILLA. Este invento se debe a la propia iniciativa de un hijo del pueblo PICALAUSEME (Julcuy), hoy parroquia del cantón Jipijapa, con materiales también autóctonos, el mismo que se llamó DOMINGO CHOÉZ. Según referencias tradicionales, se dice que el nombre de JULCUY proviene porque en este valle en tiempo de invierno existían y siguen existiendo muchas CUCUYES (luciérnagas), que en las noches brindan un espectáculo maravilloso. Pareciera que el firmamento de nuestro sistema solar estese a la vista. Orgullosamente a esta parroquia ya se la conoce con el nombre de JULCUY a nivel mundial, y se debe por sus encantos arqueológicos y turísticos que tienen para proporcionar.

CAPITULO II
LLEGANDO A LA EPOCA PREHISTORICA.- CUANDO SE EFECTÚO LA PRIMERA DIVISIÓN TERRITORIAL EN EL AÑO DE 1763

En esta época que se erigió con Autoridad Real, al Gobierno Mayor de Guayaquil, vino a formar parte de este Corregimiento, la Tenencia de Portoviejo, que antes dependió directamente de Quito. Con este motivo, la comunidad de “San Lorenzo de Jipijapa”,fue elevada a la categoría de PARROQUIA perteneciente a la Tenencia de Portoviejo, con la inclusión de sus importantes poblados de San Juan Bautista de Paján y JULCUY, que después se catalogaron como Vice parroquias de Jipijapa.

CAPITULO III
SEGUNDA DIVISIÓN TERRITORIAL

1824-Junio 25.- En esta fecha, el Congreso Colombiano, expidió la correspondiente Ley de División Territorial, mediante la cual, constituyeron los Departamentos de ECUADOR (Quito), de GUAYAQUIL y de AZUAY. El departamento de Guayaquil, se integró con las provincias de Guayas y MANABÍ. La provincia de Manabí se formó con los cantones Portoviejo, Jipijapa y Montecristi.

El cantón JIPIJAPA, surgió a la vida política con sus tres parroquias: Jipijapa, JULCUY y Paján, dentro de la jurisdicción comunal adquirida y posesionada en octubre del año 1805, constituyéndose así, la mitad de la provincia o sea el SUR DE MANABÍ. De acuerdo a los reales títulos obtenidos por el CACIQUE INOCENCIO PARRALES Y GUALE, del Rey de España a favor del común de Indios de Jipijapa.

CAPITULO VI
DESAVENENCIA POLÍTICA

En el año de 1917.- La parroquia Julcuy una de las más antiguas y una de las parroquias fundadores del cantón, célebre por haber nacido allí el indio Domingo Choez, que invento el tejido de paja toquilla, perdió poco a poco su auge y preponderancia porque decayó mucho la industria del sombrero que constituyo siempre su principal riqueza; en cambio, el caserío de POTRERO NUEVO, tomo durante los últimos años mucho crecimiento, por motivo del alto precio que adquirió la tagua, esto como consecuencia natural causo el decaimiento de la Antigua parroquia de Julcuy, y la creación de una nueva parroquia o sea la elevación del caserío de Potrero Nuevo a la categoría de parroquia con el nombre de Pedro Pablo Gómez, pasando automáticamente Julcuy a ser uno de los recintos de esta nueva parroquia.

CAPITULO V
LA HISTORIA Y LA DIGNIDAD NUNCA SE PIERDE

1938.- Julcuy un pueblo con una riqueza innata en la historia de nuestro antepasados, no podía perder su identidad, y así lo comprendió Don Daniel Baque Pincay, una persona una persona desinteresas y honorable, a toda prueba, valiente e incansable, no desmayo jamás en su intención y logro su objetivo el 4 de marzo de 1938, cuando una vez más JULCUY fue elevada a la categoría de parroquia rural del cantón Jipijapa, se creó en los caseríos de Julcuy, que será la cabecera parroquial, Las Peñas, Mero Seco, Cerro de Mero, Limón, Las Piñas, Pilas de Piñas, La Ciénega, Pozo Dulce, Agua Pato El Secal, Pan y Agua, Eloy Alfaro (Anegado), El Páramo, Pósito, La Crucita, Albajacal, La Trocal, Capelo, Petrillo y La Chirimoya. Los limites quedaron: por el norte con el cantón Jipijapa; por el sur con la parroquia Pedro Pablo Gómez; por el este Paján; y por el oeste con la parroquia Machalilla.

1956.- El 16 de marzo de 1956, con la creación de la parroquia El Anegado se redujo su superficie y actualmente los límites de JULCUY son: por el norte con el cantón Jipijapa; por el sur con la parroquia Pedro Pablo Gómez; por el este con la parroquia América; y por el oeste con el cantón Puerto López.

Sus recintos son: El Guarango, El Secal, Agua Pato, La Pila, La Cancagua, Las Piñas, Las Pampas, Carrizal, Soledad, Mero Seco, Cerro de Mero, Barbal, Los Laureles y Las Chacras.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS DE LA PARROQUIA JULCUY

La parroquia Julcuy, cuenta con muchos atractivos turísticos descubiertos en estos últimos años, principalmente en sus zonas urbanas y fuera de ellas y son las siguientes:

  • Una TOLA de la cultura Valdivia, ubicada a la entrada de Julcuy, y es única en la costa de nuestro país, dicho por destacados arqueólogos que realizaron investigaciones recientemente.
    También posee estructuras de viviendas que datan de más de 500 años.
  • Además hay un sector especial en Julcuy en donde se puede estudiar el paso de las diferentes culturas a través de las capas de las tierras según los arqueólogos que lucían maravillados cuando realizaron este descubrimiento.
  • También tiene vertientes de agua sulfurosa y medicinal.
  • Julcuy posee un clima muy especial porque gracias a el se desarrolla muchos arboles y animales silvestres con una característica única de esta zona.
    VER MAS